Toda la operación de BoxSpace se ha concebido para mantener la seguridad de las cajas tanto durante su almacenamiento como durante su transporte.

Seguridad en el acceso a las cajas.

En primer lugar el diseño de las cajas está pensado para evitar un acceso no permitido. La base dispone de una solapa para impedir que se puede extraer su contenido, y la tapa incluye la cinta adhesiva que garantiza que no se pueda abrir sin romper el cartón de la misma. ¡No olvides cerrar tu caja! (Si te olvidas, el operario que la recoja te lo recordará.)

Seguridad en el transporte de las cajas.

El transporte lo realizan compañías de confianza y el trayecto está monitorizado, desde tu casa hasta nuestros almacenes. Cuando llegan se controla el estado de cada caja, revisando si hay algún deterioro o defecto, o intento de apertura. En la recepción se reconoce el código único de la caja y se almacena de manera consolidada, en una ubicación determinada, fija para toda la estancia de la caja. Los almacenes disponen de medidas de seguridad, control de acceso, circuito de cámaras, alarmas y medidas anti-incendio.

Todo el movimiento de las cajas desde que salen de tu casa es anónimo. Sólo guiado por el código único de cada caja -sin información de quién es el cliente. En la devolución, se retira la caja con su código, y sólo el transporte dispone de la información de entrega.