Airbnb es un concepto que ha revolucionado nuestra forma de viajar. Permite descubrir una ciudad tal como la viven sus ocupantes, y eso supone algo distinto y enriquecedor. Un auténtico plus.

Si quieres poner tu casa a disposición de esta red de nuevos viajeros, te ofrecemos unos sencillos consejos que harán de tu casa la más apetecible.

Fíjate en las fotos que te ofrecen en la web. La mayoría muestra casas estupendas, no necesariamente por ser especialmente amplias, pero si por ofrecer un aspecto limpio, cómodo y agradable. Un lugar donde apetece estar.

Vamos a ser más ambiciosos. Fijémonos en el mail que Airbnb distribuye periódicamente con el ranking de los mejores alojamientos de la semana. La primera sorpresa: incluye cinco alojamientos que pueden estar en cualquiera de los cinco continentes!!

Curioso, verdad?

ABNBGra

Airbnb. Apartamento en Granada

Cabría esperar grandes diferencias entre unos y otros espacios. Y sin embargo, es llamativo constatar la cantidad de cosas que tienen en común casas y habitaciones tan distantes, física y culturalmente. Además, podemos suponer una gran variabilidad de nivel económico entre las distintas opciones que ofrecen tan diferentes anfitriones.

Airbnb. Apartamento en Osaka

ABNBOsaka

Merece un análisis.

Lo primero a destacar: la carta de presentación de los mejores alojamientos no muestra el mapa de su ubicación en la ciudad. El reclamo inicial es una foto del espacio en el que vas a vivir y dormir. Lo más importante.

Los espacios que nos muestran tienen encanto, sin duda. Pero sobre todo, tienen un aspecto muy limpio. En todos los sentidos de la palabra. Por supuesto, higiénicamente. Pero también visualmente. Los adornos y complementos suelen ser sencillos. No hablamos de cosas caras, solo originales.

Son espacios con personalidad. Pero despersonalizados. Los huéspedes son anónimos y no desean entrar en la intimidad de sus anfitriones.

Airbnb. Apartamento en París

ABNBParis

Seamos prácticos. Veamos las claves:

  • Los armarios, perfectamente vacíos, Sólo perchas. Mejor si son todas iguales.
  • Los baños, impolutos. Muchas toallas (mejor dobladas) y papel higiénico. Sin más. Sería imperdonable un mísero cepillo del pelo.
  • Los dormitorios, sin fotos ni papeles personales. Fuera todos los peluches. En las mesillas, sólo una lámpara. Apenas se ven alfombrillas a los lados de la cama y los cojines sobre la almohada, siempre, en tonos claros. Muy importante: ni una caja debajo de la cama.
  • Para el salón, las mismas pautas que en el dormitorio. Sólo en pocos casos se ven objetos especialmente valiosos. No hay cajones con Dvds o labores frente al televisor. Sin embargo, siempre quedan bien plantas, libros y revistas. Abundan lámparas y velas.
  • En la cocina, ni un imán en la nevera. Poner algo con estilo en la encimera. Por ejemplo, grandes copas de vino sobre una bandeja. En las casas japonesas destacan los enormes y estilosos contenedores de residuos.

Si en tu casa hay cosas demasiado personales, considera solucionarlo. Un huésped anónimo quiere espacios agradables, pero no entrar en tu intimidad. ¿Disfrutarías de fotos de niños, abuelos o familias desconocidas? No, por favor, los huéspedes no quieren invadirte.

Además, también debes preocuparte por los posibles descuidos con el cuidado de alguna de tus cosas. Sólo tú sabes el verdadero valor de cada objeto que hay en tu casa.

¿Y qué puedes hacer con todo eso, importante para tí, que desmejora el aspecto de tu casa ante un posible huésped?

Airbnb. Apartamento en Nueva York

ABNBNY

Buenas noticias, tenemos la solución…

Al igual que en las grandes ciudades del mundo, hemos traído a España una fórmula barata y cómoda para lograr que tu casa se convierta en ese espacio encantador, limpio, diáfano… y único.

Sólo tienes que decidir lo que no debe quedarse en casa mientras dura el alquiler. En BoxSpace te ofrecemos un servicio puerta a puerta que no te complicará la vida. Llevamos a tu domicilio las cajas que necesites. Cuando las hayas llenado y precintado, las recogemos en tu casa, las almacenamos en un lugar limpio y seguro y te las devolvemos cuando las necesites. Y todo esto se organiza cómodamente, a través de nuestra web.

Si prefieres utilizar tus propias cajas o maletas, no hay problema. También nos encargamos de la logística.

En un tiempo record, y por muy poco dinero, dejarás tu casa en estado de revista. Ya puedes alquilarla tranquilo, del resto se encarga Airbnb…