POR FIN VAS A ORDENAR TU CASA 

RESEÑA SOBRE EL NUEVO LIBRO DE AORGANIZARTE

Cualquier tarea tiene su técnica. Por sencilla que sea. Cascar un huevo, por ejemplo, no siempre sale bien. Yo lo hago de uno en uno con las dos manos, y cosecho fallos importantes. En mi colegio mayor había un cocinero que cascaba cuatro a la vez. Y siempre perfectos. La yema, redondita, en su sitio y sin rastros de cáscaras. Tiene su truco, como todo.

Mantener la casa ordenada es para muchos un eterno objetivo.

Mantener la casa ordenada es para muchos un eterno objetivo. Vivir en un entorno limpio y ordenado, donde todo está a mano y en su sitio, es sin duda agradable y una fuente de sosiego. Facilita la limpieza y tranquiliza el espíritu. Si, si, esos “agujeros negros” que hay en toda casa son un foco de ansiedad, una perenne tarea pendiente. Hay que eliminarlos.

¿Por qué cuesta tanto conseguirlo?

¿Por qué cuesta tanto conseguirlo? Sólo requiere de tiempo y trabajo. Fácil es decir, pero qué difícil es hacerlo.
Y sin embargo, como en el caso de cascar un huevo, hay técnicas sencillas que nos permiten minimizar el trabajo y optimizar el resultado. Y además, como para todo, hay tendencias. Proliferan discursos sobre el tema.

Yo lo he intentado con métodos orientales. Pero no me convencen. No he sido capaz de encontrar el alma de las cosas. Mis cosas me gustan o no, son prácticas o no y me estorban o no. No puedo llegar más lejos. Lo siento.

El nuevo libro de Silvia Llores y Beth Comabella aporta ideas prácticas y sencillas de implantar

Sin embargo, el nuevo libro de Silvia Llores y Beth Comabella , “Por fin vas a ordenar tu casa”, aporta ideas prácticas y sencillas de implantar. Y sobre todo, te permite ver aquello que tienes delante todos los días con nuevos ojos. En mi caso, después de leer el capítulo dedicado al baño, efectivamente, un santuario, volé a analizar todo lo había sobre la encimera de mi lavabo. Me quedé de una pieza. La veo varias veces al día y no era consciente de todo lo que sobraba ahí encima. El ojo, con el tiempo, se adapta a encontrar normal lo que inicialmente se ha definido como provisional. ¿Qué pintan ahí todas esas cosas que sólo utilizo ocasionalmente? Pues eso, a encontrarles un hueco más adecuado.

He organizado mi encimera!!

No sólo he sido capaz de organizar mi encimera, facilitando su limpieza y mejorando su aspecto. También, aunque parezca mentira, me ha permitido ahorrar dinero. La tarea me ha hecho comprender que tengo almacenado un “capitalito” en forma de jabones, cremas sin abrir e instrumental de belleza. Ahora soy consciente de que no debo invertir un céntimo más en aceite corporal hasta por lo menos dentro de dos o tres años.

No hace falta inventar la rueda, ya lo han hecho por nosotros. No sólo son las técnicas, también está el dedo que apunta a aquello, que aunque tú no lo sepas, tienes que solucionar para lograr el objetivo. “Por fin vas a organizar tu casa” aporta mucho en este sentido.

¡¡Gracias autoras!!

Ayúdanos a Compartirlo
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail