Se acerca el cambio de estación y es necesario guardar la ropa que ya no vamos a necesitar.

Todos tenemos experiencia en una labor que realizamos cada año, pero no está demás atender a varios consejos sencillos de expertos:

  • La ropa debe guardarse limpia, y lo más conveniente es no plancharla, para evitar que se fijen pequeñas manchas o gérmenes invisibles. Ya la plancharás cuando la recuperes llegada la temporada.
  • Para evitar los pliegues del doblado, algunas prendas se pueden guardar enrolladas.
  • Aprovecha el momento y descarta las prendas que sabes perfectamente que no vas a volver a usar. Hay muchas alternativas de reciclaje: regala o dona.
  • Ordena tu ropa por categorías. Las categorías no necesitan ser las más obvias: camisas, jerseys…, Quizás sea más útil definirlas dependiendo de tu estilo de vestir, el clima del lugar en el que vives o la persona de tu familia que utilice la prenda que vas a guardar. Por ejemplo: conjuntos formales, jerseys gruesos o ropa de niña …
  • Utiliza algún remedio, casero o industrial, que asegure que no te encontrarás con polillas. Deshazte de la ropa que muestre síntomas de estar infestada.
  • Utiliza los contenedores adecuados: las cajas de cartón o tus viejas maletas, bien limpias, son perfectos.
  • Para la ropa que no debe plegarse, necesitarás un espacio especial que permita guardarla colgada en su percha. Es conveniente cubrirla con una funda.
  • Realiza un pequeño inventario, con el nivel de detalle que necesites.
  • Y por último, ya sabemos que el cambio de armario es una tarea ingrata, por eso vamos a proporcionarte algunas alternativas que van a conseguir que tus armarios estén ordenados como nunca habías soñado.

 

Y ahora, ¿dónde almacenar la ropa?

Si no tienes un trastero en tu casa, corres el riego de guardar tus cosas debajo de la cama. Acumularás polvo y te enfadarás cada vez que busques tus zapatillas o pases la aspiradora.

Tenemos buenas noticias. Ya contamos en España con la solución que triunfa en las grandes ciudades del mundo, como Nueva York, Londres, Hong Kong o Roma, en las que muchos de sus habitantes también tienen problemas de espacio.

En Boxspace te proponemos una solución cómoda y barata, que te liberará de este incómodo proceso que sufrimos todos los años para siempre.

Sólo tienes que solicitar, a través de www.boxspace.es las cajas que necesites. Hay cajas de varios tamaños, incluso cajas armario, con su colgador para tus perchas.

Boxspace te envía las cajas. Tanto las cajas como el envío son gratuitos.

Llénalas siguiendo los consejos anteriores. Para hacer el inventario, te ofrecemos una herramienta que te permitirá tener el control del contenido de cada caja en sólo unos segundos.

Cuando lo tengas todo listo, a través de la web de Boxspace, solicita su recogida en tu propio domicilio.

Boxspace almacenará tus cosas en lugares limpios y seguros, cerca de tu casa.

Y cuando necesites recuperar tus cosas, sólo tienes que solicitar su devolución a través de la web.

Y Boxspace te devuelve tus cajas, precintadas, en tu casa.

Si prefieres utilizar tus propias cajas o tus maletas, también te ayudamos, siguiendo el mismo procedimiento que hemos descrito.

¿Cómo conseguimos el mejor precio para guardar tus cosas?

Organizando tu trastero como los profesionales, en almacenes especializados. Aplicamos el precio por metro cúbico ocupado.

Cuando alquilas un self storage, dispones de un espacio determinado que debes pagar, lo utilices o no. En definitiva, si no consigues aprovechar todo el espacio, estas pagando por almacenar aire.

Además, nuestro sistema te permite olvidarte de los incómodos y pesados traslados hasta tu mini almacén. Y, por supuesto, de organizar las cosas dentro. Nosotros lo hacemos por ti. Con el máximo cuidado, para que tus cosas estén perfectas cuando las necesites. Somos profesionales.

Queremos ayudarte a que tengas una vida más cómoda y a que disfrutes de tu espacio y de tu tiempo.

Ayúdanos a Compartirlo
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail